¿Qué hace un colorista audiovisual?

Seguro que a muchos de los que os dedicáis a estas cosas del audiovisual a veces os cuesta definir vuestra profesión a los “profanos”. “Ah, osea que diriges peículas”…”bueno, no exactamente, más bien llevo el raccord, eh, no, no es un animal, se trata de la continuidad en la película, bueno, las películas no se ruedan en continuidad, entonces pues…(aquí ya te están mirando con cara de extrañeza) bueno, mira, la verdad es que sí, dirijo películas (y te quitas de lios)”

O todavía peor: “No, yo soy foquista…no, no muevo focos, no, ni focas, enfoco la cámara…no, las cámaras de cine no son autofocus… y la verdad es que tiene un gran valor narrativo porque (aquí de nuevo la cara de extrañeza)…ejem, mira, llevo la cámara de un sitio a otro y ya está”

Pues algo parecido me pasa a mi cuando digo que soy colorista audiovisual, aquí la cara de extrañeza suele venir casi de inmediato, y luego suelo añadir para hacer un rápido resumen: “es un photoshop para video” y normalmente la gente exhala un Ahhh como si en ese momento cayesen en todo el tema, en ese momento suelen añadir un “qué bonito ¿no?” (la verdad es que la mayoría de la gente es bastante agradable) yo respondo un “pues sí, la verdad” y pasamos a otra cosa….

Sin embargo como hoy estoy más hablador me apetece intentar definir algo más el trabajo de colorista, así que siguiendo la estela de grandes posts como “¿qué es un director de fotografía? y “el trabajo del foquista” (esa iba a propósito) vamos a ver qué es un colorista audiovisual.

La corrección de color (o etalonaje) surge inicialmente rodando con película cinematográfica y realizando todos los procesos de revelado y positivado en el laboratorio. Por mucho que el director de fotografía se esforzase en mantener la continuidad de la luz y el color a lo largo de toda la película siempre había sutiles (o no tan sutiles) diferencias entre unos planos y otros, fruto de errores humanos o procesos químicos de la película. El trabajo del etalonador consistía fundamentalmente en igualar estas diferencias para que fuesen imperceptibles para el espectador y no le sacasen de la historia. Esta todavía sigue siendo a día de hoy la labor principal del colorista, mantener una consistencia en el color y la luz planteadas por el director de fotografía. Por supuesto en esta labor también podía haber una parte de corrección de errores, lo que ha dado lugar al, en mi opinión injusto, término de corrección de color (digo injusto porque parece que para lo úníco que sirve un colorista es para corregir errores o problemas ocurridos en el rodaje)

Etalonador buscando diferencias entre fotogramas

Etalonador buscando diferencias entre fotogramas

Pero claro, ocurre que  siempre que tenemos a nuestra disposición herramientas técnicas acabamos utilizándolas además con fines artísticos, y comienza entonces el etalonador a realizar cambios en el look de la película, o dicho de otra manera: en lugar de hacer corrección de color realiza lo que podríamos llamar una mejora del color y la luz, ayudando al director de fotografía a obtener los resultados que desea para la película.

Con las herramientas de etalonaje fotoquímico se han hecho casi todas las obras maestras de la historia del cine (lo que prueba que en realidad no hacen falta tantos botones y opciones sino más bien gusto y criterio fotográfico). Sin embargo la realidad es que la multitud de herramientas y posibilidades de la corrección digital dispara las opciones fotográficas del etalonaje, dando lugar al DI o digital intermediate.

llongueras_gran

Llongueras, gran colorista químico

El digital intermediate (o intermediación digital) no es otra cosa que escanear la película cinematográfica para poder meterla en un ordenador y hacer allí los efectos digitales y la corrección de color, tras estos procesos la imagen digital vuelve a convertirse en película cinematográfica para su proyección en cines. Por supuesto paralelamente esta corrección de color digital también podía llevarse a cabo para video y televisión directamente.

Con las herramientas de etalonaje digital (ya sea para video o cine) el colorista se encuentra con un auténtico arsenal que le permite tomar un control casi total da la imagen de la película. Pudiendo realizar cambios en la exposición y el color no sólo sobre la totalidad del fotograma sino además sobre partes o colores específicos, posibilitando en muchos casos re-iluminar una secuencia.

Sin embargo aunque hoy en día las herramientas permiten cambiar por completo el look de la obra audiovisual personalmente creo que el rol del colorista no ha cambiado: su labor sigue siendo igualar  las secuencias con diferencias de continuidad, solucionar posibles problemas en el metraje y sobre todo mejorar la estética de la obra en la misma dirección del director de fotografía. En este sentido la actual tendencia de rodar con curvas de gamma logarítmicas en video para tener más rango dinámico amplía  mucho las opciones en etalonaje, siendo imprescindible este proceso para aprovechar todas las posibilidades fotogáficas de la obra audiovisual.

Otro rol que ha surgido fundamentalmente con la llegada de la corrección digital es el de restaurador de imagen. Al tener los programas opciones que permiten manipular la imagen de forma drástica también pueden ser usados para restaurar material dañado en fotoquímico o video. Esta labor se lleva a cabo principalmente cuando se trabaja con material de archivo para documentales o masterizaciones digitales.

Entonces, actualmente ¿qué tipos de coloristas encontramos?

  • El etalonador tradicional de laboratorio está prácticamente desaparecido, al menos en su vertiente creativa y no técnica, habiendo sido sustituido por el colorista DI
  • El colorista de DI es un miembro del departamento de postproducción que realiza la corrección de color al final del proceso audiovisual, una vez que la película ha sido montada. Al llevar a cabo etalonaje para sala de cine (ya sea fotoquímica o digital) trabaja viendo la imagen con un proyector en una pantalla grande. Además de color también puede hacer ciertos procesos de VFX: rencuadres, limpieza de ruido, borrado de algún objeto, etc
  • El colorista de televisión trabaja igualmente en postproducción, la única diferencia con el colorista de DI es que en lugar de usar un proyector este utiliza un monitor de televisión de alta calidad para chequear su trabajo.
  • Colorista VFX.  También miembro del departamento de postproducción pero trabajando paralelo al proceso de montaje. A veces hay ciertos planos que requieren efectos visuales en el que se mezclan varias imágenes (el ejemplo típico sería un croma o pantalla verde). Como parte del proceso de composición de imagenes y para que el resultado final “no cante” se lleva a cabo un igualado de color entre ellas, esa es la labor del colorista VFX (que puede ser la misma persona que hace  el resto de la composición u otra distinta) Este colorista trabajaría en comunicación con el colorista final (sea de DI o televisión) para que el plano compuesto tuviese un look similar al resto de la secuencia, el último igualado entre todos los planos lo haría el colorista final.
  • Colorista en set o DIT:  Muchas veces en rodajes de cine, publicidad o series de televisión se trabaja con curvas de gamma logarítmicas en cámara. Estas curvas permiten tener más rango dinámico (más latitud dicho en términos de fotografía clásica) a costa de reducir el contraste de la imagen (parece lamida por una vaca) Con el objetivo de mostrar una imagen más “correcta” a los miembros del equipo: director, director de arte, etc es posible que el DIT o técnico de imagen en rodaje realize una corrección de color (a través de una LUT “automática” o manual)  Normalmente esta corrección de color no es la definitiva sino que es utilizada sólo como previsualización o para los archivos offline que serán usados en el montaje. Este DIT en rodaje a veces en un miembro de postproducción y otras del departamento de cámara.

Cabe decir que aunque el corista trabaje para el departamento de postproducción (incluso a nivel económico) su jefe real teorico es el director de fotografía (digo teorico porque dependiendo del proyecto esta figura puede ser sustituida por la del director, cliente, agencia, etc) La cuestión es que el colorista sigue la linea estética dada por el responsable de imagen, aportando por supuesto su experiencia y creatividad.

Aquí me tenéis en una demo en los Kinepolis. Quién pudiese usar esa pantalla...

Aquí me tenéis en una demo en los Kinepolis. Quién pudiese usar esa pantalla…

Y hablando de creatividad, ¿cuales son las cualidades que a mi juicio debe tener un colorista de DI o televisión?

  • Evidentemente debe conocer técnicamente no sólo el proceso de corrección de color o los programas de etalonaje profesionales sino tener cierta experiencia en edición y vfx. Eso le ayudará a poder coordinarse con el resto del departamento de postproducción, realizar conformados optimizando el tiempo, etc.
  • Cuantos más programas de etalonaje conozca más podrá emplear el más adecuado a cada proyecto, flujo de trabajo o proceso. Al fin y al cabo todos ellos tienen muchas cosas en común de forma que aprender varios no lleva mucho tiempo cuando ya se tiene algo de experiencia.
  • Actualmente con todo el universo de codecs y formatos que se manejan día día tiene que tener conocimiento práctico de ellos, sólo de esta forma podrá elaborar flujos de trabajo en los que la corrección de color parta de un material lo mejor posible.
  • A mi juicio debe tener conocimientos (si son prácticos mejor) de las cámaras y elementos de iluminación empleados por el director de fotografía. Eso le permitirá no sólo conocer lo bueno y lo malo de cada modelo y el material que generan sino además hablar el mismo lenguaje que el dop y saber a qué se refiere cuando pide un proceso de “sin blanqueo”, un degradado o un black promist.
  • Cuanto más sepa de procesos de calibración y gestión de color mejor, eso le permitirá estar seguro de que el color que elabora se mantendrá a lo largo de todos los procesos de televisión o proyección.
  • Y por supuesto el colorista tiene que tener gusto y criterio fotográfico, no es sencillamente un técnico sino que toma decisiones artísticas y debe proponer soluciones creativas al director de fotografía o director. Tanto si se trata de potenciar el trabajo realizado en set por el dop (corrección de color naturalista) como si transforma completamente la imagen original (creación de looks)
Red Giant Colorista, un plugin con un gran nombre

Red Giant Colorista, un plugin con un gran nombre

Entonces, al hilo de esto, ¿cómo puede formarse una persona para convertirse en colorista audiovisual?

  • Cierto es que hay personas que tienen más talento para ciertas cosas que otras, pero también es verdad que estos talentos se pueden cultivar. En este sentido la observación y análisis curioso de los distintos tipos de imagen será útil: cine, televisión, fotografía, comics, escenografía teatral o simplemente caminar por la calle observando las maravillas que la luz hace a cada segundo son formas de educar la vista y el gusto.
  • Leer acerca del color y la corrección audiovisual. En este sentido os pongo algunas recomendaciones: En cuanto a libros puros y duros de corrección de color tenéis el Color Correction Handbook, escrito por Alexis Van Hurkman, demostrador habitual de DaVinci Resolve. The art and technique of digital color correction, Color correction for video, muy centrado en Apple Color, Color Grading with Media Composer and Symphony 6, centrado en los editores de Avid o Video Color Correction for non-linear editors, que explica paso a paso la base de la corrección. Lamentablemente todos son inglés, así que si sabéis de alguno en castellano podéis comentarlo. En el caso de libros sobre teoría de color y sus distintos usos hay infinidad, os dejo un par de sugerencias: Color y Luz, teoría y práctica de Jorrit Tornquist y An eye for color, de la diseñadora Olga Gutierrez. No os dejéis engañar, aunque es española vive en New York y el libro está en inglés, aunque en este caso es un mal menor ya que habla de combinaciones de colores que funcionan, un libro muy bonito y práctico para todo aquel que trabaja con color. El que NO recomiendo es If it’s purple someone’s gonna die, un libro que habla de los supuestos efectos psicológicos del color en los guiones de Hollywood y que CASI NO TIENE EJEMPLOS VISUALES. Te pasas todo el libro leyendo que si el rojo de tal camisa de tal peli en tal secuencia muestra cómo el protagonista quiere y no puede alcanzar su meta y encima ni hay un fotograma…en fin, para mi pérdida de dinero pero para gustos…
  • Hacer fotos y videos. No sólo se aprende observando la luz sino también fotografiándola y viendo sus efectos a través de las cámaras. Eso nos ayudará a poder emularlos más adelante en la sala de color.
  • Practicar con los programas. A día de hoy no hay excusa para no poder practicar de forma independiente, tenéis el programa DaVinci Resolve Lite que se puede descargar de forma gratuita para Mac y PC y es uno de los correctores de color más potentes del mercado. Un truco: si veis alguna película o fotografía cuya imagen os parezca atractiva podéis buscar en internet algún fotograma de referencia e intentar igualar el look en vuestro ordenador.  Y si no sabéis usar DaVinci podéis bajaros el manual (escrito por un colorista y de extremada utilidad) o apuntaros a alguno de nuestros cursos.
  • Y si tenéis cierta experiencia audiovisual y queréis aprender la base de esta disciplina siempre podéis venir a nuestro curso de corrección de color HD y 4K y conocer los principios de trabajo que se llevan a cabo independientemente del programa de corrección que se utilice.

Bueno, pues ya tengo algo escrito para enseñarle a quien me pregunte qué hago para trabajar. Espero que la info os haya servido, como siempre si hay algo en lo que no estéis de acuerdo o si consideráis que me he dejado algo en el tintero vuestros comentarios son bienvenidos!

Colorista y diseñador de flujos de trabajo 4K. Director de 709 Media Room