Apple actualiza Final Cut Pro X

La nueva actualización de Final Cut Pro X está pensada para el mejor rendimiento y compatibilidad con el nuevo Mac Pro y el Display Pro XDR.

La nueva versión de Final Cut Pro X viene con el motor Metal capaz de comunicarse directamente con la GPU de diferentes sistemas de Mac. Como objetivo principal es la compatibilidad con el nuevo Mac Pro y las posibilidades de visualzación que este puede llegar a ofrecer, como imágenes en alta resolución o HDR del Apple Pro Display XDR. Con Metal no solo mejora la reproducción sino que también acelera los procesos de renderizado, visualización en tiempo real de efectos y hasta exportar a sistemas compatibles con Metal. Motion y Compressor también contarán con este nuevo motor Metal.

Estamos hablando de un rendimiento hasta del 20 y 35% más rápido en el MacBook Pro de 15 pulgadas y en el iMac Pro respectivamente.

Para quienes editan, les interesará saber que Final Cut Pro X  será capaz de trabajar con varias GPU y hasta 28 núcleos de CPU, que traducido en potencia significa renderizados 2,9 veces más rápido y 3,2 en transcodificaciones que en los anteriores Mac Pro, que a diferencia de este solo disponía de 12 núcleos. Como tarjeta opcional, la tarjeta Afterburner para editores permite trabajar con archivos ProRes y ProRes RAW, que son muy exigentes para las máquinas. Es capaz de reproducir 16 secuencias en 4K ProRes 422 o 3 secuencias en 8K ProRes RAW simultáneamente.

Como comentábamos anteriormente, Final Cut Pro X será compatible con el Display Pro XDR para editar y visualizar imágenes HDR gracias a los 1.000 nits de brillo que proporciona el monitor de Apple. Recordamos que el Display Pro XDR tiene una pantalla de retina de 32 pulgadas con un contraste de 1.000.000:1. La conexión al Mac Pro a través de thunderbolt, permite conectar hasta 3 Display Por XDR para montar una estación de trabajo con 2 monitores para la interfaz de final Cut Pro X y un tercero como monitor de referencia. Apple también ha habilitado la función Sidecar para poder conectar una tablet al MacOs Catalina y así tener un segundo monitor.
Como mejoras en la interfaz de Final Cut Pro en cuanto al trabajo con imágenes HDR, la nueva versión 10.4.7 incluye máscaras de color y herramientas de aislamiento de rangos para el trabajo en HDR y mapeo de tonos de HDR a SDR  cuando se quiera trabajar con MacOs Catalina. Los usuarios también podrán seleccionar entre trabajar con GPU interna o externa para el procesamiento de los gráficos.
Esta actualización de Final Cut Pro X está disponible de forma gratuita, aunque tendrá un coste de 329,9€ para los nuevos usuarios.

Deja un comentario