LA NOSTALGIA PEGADIZA POR AQUELLO QUE NUNCA FUE…

Análisis e ideas de Yoyi al respecto de FILMCONVERT

Captura de pantalla 2013-03-30 a la(s) 02.05.09

Mi padre se ríe, reniega y maldice de los nostálgicos del celuloide.

Él, que lo utilizó mucho durante su carrera de director de publicidad y operador de postpo, siempre comenta que ya entonces le parecía una soberana mierda; A saber, lleno de ruido/grano que le fastidiaba las trucas, “esa mierda que te ponen de propina Kodak y el laboratorio” -cito textualmente-. Inexacto e inestable en su representación del color, algo vital para él; Especializado en su época en la “magia” de los cromas con pantalla azul le fastidiaba sobremanera que estos mutaran de tono entre diferentes emulsiones o diferentes jornadas de revelado en el laboratorio.

Si le preguntas, él está muy feliz ahora con cada cámara digital que sale, y le parece un chiste de mal gusto que generaciones que nunca trabajaron a fondo con el celuloide, lo hayan mitificado a un status irreal y por ende, sientan nostalgia y placer morboso por cualquier cosa que les haga recordar a los atributos vagos que asocian a éste: calidez, definición -o tal vez, falta de la misma-, colores intensamente saturados o desaturados (esto he comprobado que cambia según temporada), grano que hace que la imagen se torne algo “vivo”, “orgánico”, “mágico”, “con alma”, en definitiva, con “textura” (los que me conocen saben que odio de este término que me parece vacío y solo lo uso en este artículo por formar parte del habla popular).

Yo por mi parte le debo prácticamente toda mi experiencia en el sector al video y si tengo nostalgia a algo es al primer visitando que tuve con 18 años de la peli dogma “Festen” (CELEBRACiÓN, si no la vieron, dejen de leer esto y búsquenla) y cómo ésta me animó a coger una miniDV y sentir que podía contar historias con una cámara, la que fuera; lo importante era echarle arrestos y tener algo que decir (o gritar).

Cabe añadir que rápidamente eso me llevó a dar mis primeros pasitos en la pospo, intentando añadirle un plus a mis cortos, con procesos “mágicos” que no acaba de entender del todo que consistían en “desentrelazar campos” y “retocar color”, para  que lo que acaba enseñando a mis amigos no se pareciera aun maldito video de bodas (BBCs que también hacía en la época).

Para toda esa gente de la que se ríe mi padre y tal vez para aquellos entre los que no me encuentro (¿o sí?)… Os presento FILMCONVERT PRO.

Este producto se presenta tanto como plugin (FCP, PREMIERE, AE, VEGAS, PHOTOSHOP) como aplicación independiente. En su versión como programa cuenta con funciones adicionales de conformado de timelines por XML y unas herramientas básicas de color (3-Wheels, Histograma/Levels) que no presenta en su versión plugin, que es con la que hacemos este artículo.

¿Qué tiene de especial respecto a los millones de filmlooks y presets más o menos efectivos de corrección de color?

Tres palabras: nostalgia (por el celuloide), “añadir mierda” (citando de nuevo a mi padre) y MATRIZACIÓN.

Nostalgia: en tanto cuenta con varios presets para simular la respuesta de color de diferentes películas que ya no podremos usar en éste apocalipsis del celuloide (FUJI VELVIA, KODACK VISION, ILFORD, POLAROID). Según sus creadores, han rodados incontables cartas de color para garantizar que efectivamente las simulaciones son realistas, así que démosles un voto de confianza. Con todo, hay muchas simulaciones en el mercado y esto en sí es un punto que siendo sinceros no me interesa lo más mínimo. Quiero destacar que los revelados preseteados en B&W me han parecido muy ingeniosos y resultones a la hora de convertir el color.

Captura de pantalla 2013-03-30 a la(s) 02.07.53

 Añadir mierda: FILMCONVERT te deja añadir grano y si le ajustas presets llamados 35mm,16mm,8mm,  le aplicará una fórmula más o menos sofisticadas de blur (según mis pruebas, no muy sofisticadas) que bajarán la resolución esperable en una imagen HD/4k hasta quedar tan borrosa como nuestros recuerdos…. El grano cambia de tamaño en relación a estas simulaciones (lógico dentro del mundo del celuloide al que simula). El plugin al bajar pesa mucho (800MB) así que sospecho que en ese peso vendrán diferentes películas (ellos hablan de realismo a 6k) sobre un fondo gris que hábilmente mezclarán en loop. En su página los creadores aseguran que han hecho de nuevo esfuerzos ímprobos con (otra vez) innumerables cartas de test para asegurar que el grano aparece de forma no-uniforme, respondiendo a cómo lo haría realistamente en una película (esto es, con incrementos diferentes en altas, medias y bajas luces). Ciértamente el grano se calcula MUY MUY rápidamente en After Effects (si habéis probado con generadores matemáticos de grano, sabréis que este es un proceso leeeeeeento), lo cuál me lleva de nuevo a sospechar el tema de que estamos mezclando capas de video sin más…. Aunque entiendo el razonamiento de mi padre, sí reconozco que el grano puede tener aplicaciones interesantes: principalmente reduce/esconde la pixelización y los problemas de “bandíng” en imágenes con un sampleo pobre color (DSLRsssssss), aumenta la resolución aparente de la imagen y queda guay para el cliente. El problema suele surgir si el video tiene como salida única internet, ya que los codecs que usamos en youtube/vimeo tienden a hacerlo invisible o sufren al comprimir imágenes con una discontinuidad no-lógica y se ven obligados a reducir resolución.

Captura de pantalla 2013-03-30 a la(s) 02.02.26

 MATRIZACIÓN: ESTO SÍ ME PARECE INTERESANTE.

¿Es una palabra complicada, verdad???? Nada que ver con la peli del soso de Keanu. Quedaos con el concepto general: la fórmula secreta que cada fabricante aplica a sus cámara para garantizar que sus colores son bonitos y supersaturados (CANON), realistas y fríos  (SONY), rojos (PANASONIC) o una puta mierda (JVC).

Al grano, uno de los problemas fuertes que tenemos en el mundo de la corrección de color pre-ACES (si no sabéis de qué hablo y os consideráis de postpo, deberías leer más) es que frecuentemente en los rodaje con varios modelos de cámara diferentes, todas tiene sus curvas “mágicas” (LOGC, Technicolor, Canon LOG) que funcionan razonablemente bien pero que hacen que mezclarlas entre, sí sin que sea evidente su diferente matización de color, sea un dolor de cabeza. Los chicos de FILMCONVERT han rodado innumerables cartas de color (GRACIAS!!!!!) con muchas de estas cámaras (5D, RED, GH3, ALEXA) y se comprometen a que si acertamos a decirle qué curva tenía cada una de ellas, las pueden poner de acuerdo en su simulación de película (No es ACES, pero desde luego es útil). La compañía está sacando constantemente perfiles de cámaras nuevas para poder acercarlas al maravilloso mundo del cine, así que tendréis que revisar su web para bajaros los presets de cada una de ellas.

Además, en la búsqueda por la “perfección” del cine, han hecho un esfuerzo por conseguir resultados “bonitos” a la hora de representar el color de piel, lo cuál no siempre es fácil en algunas cámaras (Coff, cofff, REEEEEEEEEEEEED te estaaaaaaaamooooooosss mirando!!!!!). Como colorista me reconozco un tipo vago y odio tener que pelear durante largo para darles un tono agradable, es aplicar este filtro y bingo!!!!!.

Por este motivo FILMCONVERT se ha merecido que entre amigos le llame “el quitaverdes en las caras”, al principio el nombre era una broma, pero revisando la documentación oficial de su creador….. TAMBIÉN CONSIDERAN QUE ES LO MÁS DESTACABLE QUE TIENE SU PRODUCTO!!!!!! (si no me creéis revisad el artículo que tienen sobre el color de los árboles en “cine”VS”digital”)

Sólo hay un problema…. Odio corregir color en programas de edición y/o postpo, llamadme tiquismiquis. Con lo cual si me planteo usar este filtro será solo para prerenderizar  una peli que luego me llevaré a DAVINCI/SPEEDGRADE/COLOR/MYSTIKA. Si estamos hablando de metraje grabado en RAW eso significa aceptar un sacrificio, pero de nuevo, soy tan vaaaaaaago que seguramente acepte el sacrificio con tal de no tener que  mirar mucho rato un vectorscopio. Además, en caso de metrajes DSLR el añadir grano antes de corregir color seguramente le siente bien a mis secundarias.

Como consideración adicional, tras experimentar un rato con el corrector de exposición y temperatura, pondría la mano en el fuego que funciona en un espacio lineal y a bastante profundidad de color, lo cuál es bueno para imágenes subexpuestas y con derivas fuertes de color. Para los que trabajéis con Davinci esto sería análogo al control MASTER en el modo LOG del 3-way, el corrector de FCPX están bien funciona bajo este paradigma.

Ah! me olvidaba! Quiero añadir que tengo la fuerte convicción de que Instagram ha fastidiado definitivamente el vocabulario/cordura empleados en una sesión de corrección de color y FILMCONVERT, de una manera interesante, va también en esa dirección, muchas gracias…

AGRADECIMIENTOS:

Sergio Márquez, de la empresa de alquiler NÓMADA MEDIA, ha tenido la generosidad de dejarme una licencia del mismo para poder escribir este análisis. Gracias por prestarme el “Quitaverdes”, Sergio, te debo varias cañas.

Al equipo del cortometraje “SIBONEY” por permitirme usar su metraje para éste artículo. Si queréis ver este excelente corto lo tenéis subido en Vimeo en este link:

 

Deja un comentario