¿El futuro del FC?

Después de todo el revuelo originado por el nuevo Final Cut X (no creo que nadie se atreva a llamarlo Pro) lo cierto es que muchos profesionales de la edición se están planteando un cambio de software de trabajo. Total, si tengo que aprender un software nuevo prefiero usar alguno que parezca que tenga más continuidad que las creaciones de Steve.

Por esa razón y muy inteligentemente la competencia directa del FC, es decir Adobe Premier y Avid MC, se han lanzado a sacar promociones para los que quieran pasarse a sus programas.

Aquí tenéis la de Avid y aquí la de Premier.

En este artículo de Creative Cow Helmut Kobler, autor de varios libros acerca de FC, explica sus razones por las que hace tiempo que hay que dejar de confiar en la empresa Apple y pasarse a otro editor, él propone Premier. Y es que desde hace ya tiempo Apple ha decidido dejar a un lado el mundo profesional para dedicarse de lleno al mercado del usuario de a pie con los Iphone, Ipad y demás “I”. Final Cut es el útimo (y más sonado) ejemplo pero antes vinieron la compra para posterior discontinuación de Shake o los servidores profesionales Xserve…

Algunos compañeros justifican la falta de opciones profesionales del nuevo Final Cut (no admite EDL ni XML, no trabaja con cintas, no tiene soporte para harware externo ni archivos RAW, por citar sólo algunas de ellas) con la excusa de que es un nuevo software completamente nuevo (o basado en el Imovie más bien) y que está esperando al nuevo OS Lion para tener total esas características y más. Aún así esto no justificaría la decisión de discontinuar Color o DVD Studio Pro (softwares sin duda demasiado profesionales para el usuario al que ahora se dirije Apple) y tampoco en mi opinión la decisión de cambiar toda la interfaz y atajos del nuevo Final.

No edito mayoritariamente  en Final Cut (sólo conformaba y usaba Color) pero por supuesto tengo muchos amigos que sí lo hacen, y me parece una falta de respeto por parte de Apple el que hayan cambiado por completo todas las opciones y atajos de su herramienta de trabajo. Profesional viene de profesión, es decir de ganarse la vida y las lentejas con lo que uno hace. Todos aquellos que nos dedicamos a la posproducción profesional usamos ciertas herramientas para trabajar, que deben ser un medio y no un fin en si mismas, si de pronto las compañías por cuestiones de mercado deciden discontinuar o cambiar por completo los programas que usamos nos obligan a volver a aprender a usar la herramienta descuidando lo que verdaderamente importa: lo que hacemos con dicha herramienta.

A los señores de Apple no les importa un carajo lo que se haga con sus softwares (cine, video o punto de cruz) ellos venden hardware y van a lo que les da más dinero: actualmente la venta masiva de electrónica de conumo de gama alta. Y si el desarrollo de estos cacharros les requiere discontinuar softwares que se usan diariamente a nivel profesional pues no pasa nada, que la gente aprenda otros.

Lamentablemente esto no viene sino a confirmar una dura opinión que tenía: los profesionales de la posproducción NO deben depender de herramientas de trabajo (softwares) diseñados o comprados por Apple, porque el día de mañana con la llegada del nuevo I… Steve decidirá discontinuarlo. Avid, Adobe, Blackmagic, etc son empresas que se dedican mayoritariamente al mundo del cine y video profesional, por tanto por su propio interés cuidan más sus productos y a sus usuarios (imaginad que Adobe discontinua Photoshop), lo cual evidentemente no garantiza nada, pero al menos reduce las posibilidades.

Confío en que Apple mejore en el futuro el nuevo Final para convertirlo en una herramienta con la que se pueda hacer algo más que editar el video de las vacaciones (por supuesto con todos mis respetos a todos aquellos que hacen esto) Aunque aún así yo me pensaría dos veces el comprarla para mi estudio.

Colorista y diseñador de flujos de trabajo 4K. Director de 709 Media Room

Deja un comentario